Google+ Badge

jueves, 17 de diciembre de 2015

Clave n°7: “La Belleza”


Perdón es sanación.

Este concepto debe ser asimilado junto a los demás significados para realizar ‘la síntesis’ de comprensión que estas claves encierran.
El camino del perdón es SANACIÓN por que libera de cargas energéticas que bloquean los flujos de energía, y esto es justamente la enfermedad: “bloqueo en el flujo de la vida entre lo superior y lo inferior y en el fluir del chi o prana por todo el cuerpo”. Por lo tanto el perdón, al liberar las cargas astrales, produce una liberación de los canales y de los flujos por donde el chi pasa, llevando vitalidad y salud a todo el cuerpo. Cuando el perdón ocurre verdaderamente produce un alivio en el ser, como una sensación de haberse ‘quitado un peso de encima’. Esta sensación tras el perdón es real y certera, puesto que las energías conflictivas del rencor, la preocupación, el miedo, la ira y la tristeza, conforman “un pesado lastre astral” que hace perezoso a todo el sistema y que el alma debe llevar vida tras vida, descargando esa carga en los hombros de cada encarnación humana subsiguiente, hasta que llega el día en que el ser madura en conciencia lo suficiente como para ser capaz de perdonar, liberándose así para siempre del lastre del pasado.
Estos escritos van dirigidos a las almas estudiantiles de la vida que ya capacitan para dar tal paso liberador: el del PERDÓN.

Perdón es comprensión.

Este es otro aspecto del perdón, y sucede en el mejor de los casos.
Cuando la comprensión real llega, el pasado queda atrás, su peso desaparece… La energía de la comprensión, del “darse cuenta”, produce este efecto liberador. Cuando este es el caso, el perdón ya no es necesario porque la energía de la COMPRENSIÓN ha producido por sí misma el efecto liberador. Por eso se dijo, a lo largo de estos escritos, que el perdón “es el primer paso” para la liberación, tal solo el primer paso…, y es muy importante para la gran mayoría de las almas humanas entender su importancia a nivel álmico y vibracional.
Sin embargo, hay quienes no necesitan plantearse perdonar porque fluyen por un camino más directo e igual de efectivo: el de “La Comprensión”, no entendida como entendimiento teórico, tan solo intelectual, sino la comprensión que es un ‘darse cuenta’ profundo. Esta energía de comprensión también es manifestada por una secreta comunión entre la vida de la Mónada, el alma y la personalidad. Cuando tal alineamiento trino es manifestado adecuadamente, el DARSE CUENTA toma su lugar en la conciencia. Esto es instantáneo, y no precisa de “procesos a través del tiempo”. El “darse cuenta” es un suceso del ‘AHORA’, una energía de intemporalidad.
Pero para la mayoría de los estudiantes, en los cuales tal alineación ‘Mónada→alma→personalidad’ aún no es perfecta, el camino de la liberación puede ser “un proceso”, y todo proceso sucede por etapas a través del factor tiempo. Para muchos peregrinos el tema del perdón puede llegar a ser un verdadero ‘proceso interno’, y para esto el estudiante debe buscar las condiciones apropiadas. Buscar, por ejemplo, el reposo o retiro interior en parajes agradables, con vida natural, puede ser muy reparador para que el ser encuentre habilitados los mecanismos para la sanación interior.
La Naturaleza es una gran sanadora del alma y puede ayudar en el proceso del perdón a aquellas almas que no han encontrado aún ‘la ‘Paz del Ahora’ por estar aturdidos con ‘las cargas del ayer’ que hacen presión desde el mundo subconsciente. Para estos estudiantes, que sienten la necesidad de liberación pero que poseen ‘pesadas cargas’, vivir retiros prolongados en las montañas o en los bosques silvestres, retirados del ruido mundanal y rodeados de la vida de la naturaleza, arroyos y lagos…, puede ser armonizante y sanador, porque la Madre Naturaleza contiene esencias elementales y dévicas curativas que pueden llegar a curar aquellas dolencias internas que la elevada ciencia humana no puede aún abordar con eficacia y destreza.
Por eso, esta 7° clave del perdón es llamada “LA CLAVE DE LA BELLEZA”, debido a que la expresión de toda la belleza de la Creación es capaz de reencauzar al alma descarriada por oscuros sentimientos, permitiéndole regresar al cauce de la libertad, la luz y el progreso espiritual.
Entonces, cuando os sentís agobiados y sin fuerzas para seguir adelante, buscad vivir un tiempo en contacto con la Madre Naturaleza, respirar hondamente el fresco aire de las mañanas, y aprended a “agradecer” con cada aliento y por la belleza de cuanto os rodea…

Tiempos de retiro y gratitud ablandarán los sentimientos más oscuros que cuesta trascender. Esta es, sin embargo, tan solo una clave de las siete que conforman la entrega que hacemos para que todas las almas florezcan como “rosas silvestres” en el Gran Jardín Secreto de la Vida Universal.
Agradecemos al canal que se prestó para esta labor y saludamos a todos los lectores que han llegado hasta aquí… En Luz y Paz nos despedimos:

Amantes del Sol


PAZ EN LOS CORAZONES



No hay comentarios.:

Publicar un comentario